Home / Noticias / ‘Artemis’, el robot futbolista, llegará a un campo de futbol

‘Artemis’, el robot futbolista, llegará a un campo de futbol

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Artemis es el primer robot futbolista de su clase desarrollado por ingenieros mecánicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), y está listo para saltar a un campo de futbol.

Gracias a una tecnología de vanguardia, Artemis, acrónimo de Advanced Robotic Technology for Enhanced Mobility and Improved Stability (tecnología robótica avanzada para mejorar la movilidad y la estabilidad), puede mantener el equilibrio si lo patean o empujan.

Con una altura de 142 centímetros y un peso de 38 kilos, puede resistir a los objetos que le lanzan y es capaz de correr, pero lo que lo diferencia es su capacidad para dar patadas a una pelota.

“Si tu robot ni siquiera puede jugar un partido de futbol, ¿cómo vas a poder utilizarlo para cosas más importantes, cómo salvar vidas humanas?”, preguntó Dennis Hong, profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial y director del Laboratorio de Robótica y Mecanismos (Romela) de la UCLA, que desarrolló a Artemis.

Otras aplicaciones

Las tecnologías usadas para los robots que juegan futbol también se emplean en otras aplicaciones, como la extinción de incendios y la ayuda en catástrofes, explicó Hong.

Aunque Artemis no estará en la próxima Copa Mundial de la FIFA, el equipo de Hong presentará todas sus capacidades futbolísticas en la RoboCup de Burdeos, Francia, en julio.

La principal innovación del robot futbolista es que los ingenieros diseñaron a medida sus actuadores –dispositivos que generan movimiento a partir de energía– para que se comporten como músculos biológicos. Son elásticos y controlados por fuerza, en lugar de rígidos y controlados por posición de la mayoría de los robots.

Fuente: Reuters

About Silvia Chavela

Ver también

Inteligencia artificial (IA) y educación son complementarias

Tiempo de lectura: < 1 minuto La educación y la inteligencia artificial (IA) son complementarios, por lo tanto, están lejos de …